Repostar con conocimiento

Repostar con conocimiento

¿Dónde deben situarse?

  • Las nuevas etiquetas identificativas deben estar situadas en los siguientes lugares:
    • En los manuales del vehículo (electrónicos o en papel) y en las proximidades del tapón de llenado o de la tapa de depósito.
    • En los surtidores y sus boquereles en todas las estaciones de servicio de acceso público.

¿A qué vehículos afectan?

  • Ciclomotores, motocicletas, triciclos y cuatriciclos.
  • Vehículos comerciales ligeros.
  • Vehículos comerciales pesados.
  • Autobuses y Autocares

¿Qué significan?

Cada tipo de combustible tiene una forma identificativa. Dentro de ella se incluye el contenido máximo de biocombustible que se recomienda usar en cada vehículo. En todo momento se ha intentado hacerlo del modo más sencillo posible.

  • La Gasolina es un círculo en el que la información del contenido máximo de biocombustible se designa como Exx. Para explicarlo mejor, la E sería Etanol y en el caso de un E5, el vehículo podría utilizar gasolina con hasta un 5% de Etanol.
  • El Gasóleo es un cuadrado. En este caso la información se aplicaría como Bxx en la que la B es Biodiésel y la xxla cantidad máxima. Ejemplo: B7 sería gasóleo con hasta un 7% de biodiésel.
  • Otro cuadrado para el XTL, es que un tipo de combustible diésel fabricado a partir de material fósil o renovable.
  • Los combustibles gaseosos son un rombo. La información del interior puede ser hidrógeno (H2), gas natural comprimido, gas natural licuado o gas licuado de petróleo.

Los nombres anteriores no desaparecerán

De esta manera, cuando los clientes vayan a repostar y abran el tapón de llenado de combustible en su vehículo, un identificador común será visible tanto en el vehículo como en el aparato surtidor y el boquerel, brindando una guía sobre el carburante que es compatible con su vehículo. Eso sí, los nombres que conocemos desde hace tiempo ( gasolina 95 o 98, diésel o diésel premium…) no se eliminarán de los surtidores.

Cómo son las nuevas etiquetas

  • La etiqueta que se utilizará para la gasolina tiene un círculo y en su interior una letra E acompañada de números: la E designa los bio-componentes específicos presentes en la gasolina. Serán la E5, E10 y E85.
  • Entretanto, las de gasóleo estarán formadas por un cuadrado con una letra B acompañada de números: la letra B designa los componentes específicos del bio-diésel presentes en el gasóleo. Estarán las etiquetas B7 y B10. Además, existirá también la etiqueta XTL, que significa diésel parafínico o sintético, que no deriva del crudo del petróleo.
  • Mientras, las etiquetas utilizadas para los combustibles gaseosos serán en forma de rombo, con las letras que designan a cada uno de los combustibles en su interior: H2 (hidrógeno), CNG (gas natural comprimido), LGP (gas licuado del petróleo) y LNG (gas natural licuado).

Si mi coche no es nuevo, ¿debo tenerla?

Es una de las dudas principales: ¿y si mi coche no es nuevo?

Es importante tener en cuenta que la legislación europea exige las etiquetas únicamente para los vehículos comercializados por primera vez o matriculados a partir del 12 de octubre del 2018, por lo que todos los coches anteriores a esta fecha no están obligadas a disponer de estas etiquetas.

E5, E10 ó E85 serán los nuevos nombres para la gasolina. La etiqueta E5 hace referencia al combustible compuesto por un 95% de gasolina y un 5% de etanol. La E10 corresponde a la mezcla de un 90% de gasolina y un 10% de etanol. La E85 identifica el combustible formado por un 15% de gasolina y un 85% de etanol.

Las etiquetas para referirse al gasóleo serán B7, B10 y XTL. La letra B sirve para designar los componentes específicos del biodiésel presentes en el gasóleo, es decir, el B7 significa que incorpora un 7% de biodiésel mezclado con diésel, mientras que en el B10, el 10% de la mezcla es biodiésel. La denominación XTL hace referencia al diésel sintético.

Por último, las pegatinas distinguen los combustibles gaseosos con las siglas en inglés: CNG para el gas natural comprimido, LPG para el gas licuado de petróleo, LNG para el gas natural licuado y H2 para el hidrógeno.

¿Como afectan en los vehículos?

La nueva formula se adapta. Por ley, todos los carburantes contienen un tanto por ciento de Biocombustible:

  • Diesel: Biodiesel
  • Gasolina: Bioetanol

Estos son beneficiosos para el medio ambiente, pero debido al mayor contenido de agua, tienen efectos negativos sobre los sistemas de inyección de los vehículos:

  • Aparición de bacterias
  • Mayor oxidación
  • Desgaste del sistema algo más rápido de lo normal

Para evitarlo, es muy recomendable realizar un mantenimiento del sistema, garantizando un funcionamiento del motor optimo, evitando riesgo de costosas averías. Este mantenimiento debería realizarse una vez al año.

Motor Garage Racing efectua una puesta a punto integral del sistema de inyección, con especial énfasis en Inyectores y la cámara de combustión, tanto para gasolina como para Diesel, consiguiendo:

  • Eliminar la acumulación de agua en el deposito
  • Evitar el comienzo de corrosión por oxidación
  • Aporta una lubricación extra

¿Te vas a arriesgar a tener una avería costosa en tu vehículo?

Tambien puede interesarte:

Descarbonización

Revisa el vehículo después de las vacaciones

Como cuidar tu coche en invierno

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Llama