¿Revisión oficial en taller mecánico de la marca, o en taller mecánico de barrio?

¿Revisión oficial en taller mecánico de la marca, o en taller mecánico de barrio?

En caso que no sepas cuanto cuesta pasar la revisión del vehículo o donde pasarla, has llegado al sitio correcto.

Que no te anden liando en otras páginas con información incompleta o complicada de entender.

En Motor Garage Racing, tenemos una solución adecuada a tus necesidades, al mejor precio de la zona.

Con nosotros podrás pasar la revisión oficial de la casa, manteniendo la garantía y con la misma profesionalidad, así como los mantenimientos programados de la marca.

Motor Garage Racing, es capaz de ofrecer una revisión acorde a las especificaciones del libro de mantenimiento del fabricante, garantizada para casi todas las marcas y modelos. Tambien ofrecemos soluciones de mantenimiento programado para todas las marcas y modelos.

“Para un funcionamiento óptimo de tu vehículo, la revisión oficial se efectúa conforme a las especificaciones del Libro de mantenimiento de tu coche, conservando la Garantía Oficial de la Marca.

Consejos para no ser “timado” en el taller mecánico

” Lo primero que hay que hacer, para evitar problemas futuros, es solicitar un presupuesto por escrito, sellado y firmado, y no cerrar nada de “palabra”: sin un documento que lo acredite, no podrá reclamar ante el órgano competente”.- nos dice una abogada de CEA.

Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomiendan acudir a talleres donde faciliten presupuestos gratuitos ya que, si considera que le sale caro sólo tiene que llevar el coche a otro taller y no le cobrarán ni un euro por el tiempo invertido en localizar la avería.

  1. Elija el taller adecuado

Por Ley, todos los talleres mecánicos deben tener una placa en el exterior en la que aparece su número de registro legal y un símbolo que indica su especialidad: un martillo, una pistola de pintar, una flecha quebrada, una llave inglesa…

Si el taller no ofrece la especialidad que necesita, pero acepta realizarle la reparación, se arriesga a que la haga mal e, incluso, a que pueda provocar más averías.

  1. Ojo a los precios

Los talleres siempre deben tener a la vista lo que cobran por mano de obra en lugar visible a todos los usuarios. Los precios se sitúan entre 30 euros/hora y los 80 euros/hora.

También debe estar a la vista el horario del taller y un cartel con los derechos del cliente, la posibilidad de presentar una hoja de reclamación en caso necesario, y una tabla con el precio de otros servicios, por ejemplo, cuanto le cobrarán cada día de más que deje el coche en el taller, una vez reparado.

  1. ¿Taller oficial o independiente?

Desde 2010, la UE permite pasar la revisión “oficial” del vehículo, tanto en los talleres oficiales de la marca como independientes (redes de talleres o talleres de barrio). Eso sí, para ello, “el taller debe ofrecer unos estándares de calidad similares a los que exige a sus servicios oficiales” y, cada vez que pase la revisión, firmarle la garantía, especificando los servicios realizados, para demostrar que han seguido el plan de mantenimiento.

Ojo:

Hay marcas que obligan a sus clientes pasar siempre las revisiones en los talleres de la marca mientras dure la garantía, y por eso exige usar sus talleres oficiales durante la misma.

  1. Cuando deje el coche…

Al dejar el vehículo en el taller, deberán firmarse por duplicado, un documento llamado “resguardo de depósito” una copia para el taller y otra para el cliente. En ese documento queda constancia de que deja el vehículo para elaborar un presupuesto, especificando sobre todo si existen desperfectos visuales…

Nunca pierdas ese ‘resguardo de depósito‘. Si roban el coche mientras está en el taller, deberá presentarlo para exigir que el taller le abone su precio de mercado. Además, haga que figuren en el mismo los kilómetros con los que deja el vehículo y mas o menos la cantidad de combustible evitando con ello que el personal del establecimiento lo usen sin el consentimiento del propietario, excepto para realizar pruebas necesarias. Es aconsejable guardar una fotocopia del resguardo, porque tendrá que entregar el original al recoger el vehículo y en él se indica la razón por la que lo llevó al taller. En caso de que el problema persista le permitirá reclamar, por no haberse solucionado

  1. Pida siempre un presupuesto

Exija un presupuesto antes de efectuar una reparación, por escrito, en el que debe figurar de forma detallada el coste de piezas, mano de obra… Así, en caso de detectar otras averías o piezas rotas, el taller no podrá cambiarlas sin su consentimiento. Desde que detecta otras averias tiene, por Ley, un plazo de 48 horas para comunicárselo. Recuerde que si le realizan un presupuesto y no quiere dejar el vehículo en ese taller, , deberá pagar el tiempo que hayan invertido los mecánicos en detectar la avería, así que lo recomendable es acudir a talleres que no le cobren por la realización del presupuesto.

Si en el resguardo de depósito aparece una nota en letra pequeña, en la que consta que “renuncias al presupuesto previo”, NUNCA lo firmes; si lo haces, permitirás al taller cambiar piezas sin tu consentimiento y podrías pegarte un buen ‘susto’ cuando te digan el precio final del trabajo que tienes que abonar.

  1. Ojo a la marca de las piezas

Los talleres están obligados a usar piezas homologadas. Por ello, presta atención a que las que colocan al coche. Llevan visible la marca de su fabricante, con las siglas ECE para homologaciones europeas, seguidas de un código con números y letras. Si la pieza no está visible, puedes comprobar su marca, pidiendo la factura de compra.

  1. Que no pongan piezas de segundamano o de desgüace

La Ley sólo lo permite cuando el taller se responsabiliza por escrito de que están en buen estado y únicamente en caso de urgencia justificada, por no existir piezas nuevas ,(por ejemplo, si el coche se dejó de fabricar hace muchos años, si el usuario lo pide para abaratar el coste de la reparación…), aunque por Ley, y por cuestiones de seguridad, nunca deben afectar a los sistemas de frenado, suspensión y dirección del vehículo.

  1. Si su coche está en el taller mucha semanas porque no dispone de la pieza necesaria..

Por Ley, el plazo para suministrar un recambio de un vehículo fabricado en España es de 15 días y de 30 para los modelos de importación. En algunos casos puede superarse ese plazo, por causas justificadas.

Si su coche queda inmovilizado más tiempo , exije que faciliten uno de sustitución y reclama, al taller o al fabricante de la pieza, los gastos que ocasione no tenerlo reparado en un plazo normal de tiempo.

  1. Si el coche se “rompe” a las pocas semanas de pasar por el taller…

Todas las reparaciones tienen una garantía de 90 días o 2.000 km recorridos (en el caso de vehículos industriales 15 días o 2.000 km).

Ojo.

Perderá la garantía si el sistema ha sido manipulado después de salir del taller, por usted o cualquier “mecánico” amigo. Además, recuerde que si sufre una avería, la garantía sólo cubrirá el arreglo del sistema reparado.

  1. Cuidado a la hora de pagar la reparación

Todos los talleres están obligados a entregar una factura escrita, firmada y sellada, con el desglose de la reparación (mano de obra, piezas, horas de trabajo…). Además, al dorso de la factura debe figurar la garantía de la reparación.

Mucho ojo con si, por un defecto de fabricación, le arreglan su coche en garantía, exija la factura del taller, aunque sea a coste cero. Le permitirá reclamar en caso de que el problema persista.

Si considera que el precio es abusivo o han hecho mal una reparación, deje constancia de ello explicando su caso en la hoja de reclamación del taller. Además, envíe una copia a Consumo de su ayuntamiento o Comunidad, en el plazo máximo de dos meses; sus responsables estudiarán si se han infringido sus derechos, sancionando al taller, que deberá solucionar su problema.

Recuerda:

Motor Garage Racing. Mecánicos, amigos de tu vehículo.

Obligaciones y derechos del taller

Obligaciones y derechos del taller

Consejos a seguir cuando llevas el coche a un taller mecánico

Está claro que siempre es mejor no necesitarlo pero los coches, al final necesitan reparaciones y revisiones. Debes saber elegir el taller mecánico en el que tu vehículo tiene que dejarse en buenas manos para quedar como nuevo. Un taller adecuado, en el que puedas confiar desde cualquier avería hasta un fiable cambio de neumáticos. Y, por supuesto, que cumpla con todas las garantías legales.

  1. Elección del taller. A la hora de escoger el taller que donde se hará la reparación del vehículo, se debe desconfiar de locales de dudosa legalidad. Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), hay que comprobar que el establecimiento tenga en lugar visible una placa en su entrada que lo identifique con un número en el registro industrial, y que lo acredite para realizar la correspondiente actividad. No todos los mecánicos se especializan en lo mismo. Los usuarios de talleres conocen que no por el hecho de que se llegue a un sitio denominado ‘taller’, se pueden solucionar todos los problemas del coche.

Los talleres deben estar identificados con su especialidad. De hecho, existe una simbología establecida:

  • Una llave inglesa indica que se trata de un taller mecánico.
  • Una flecha partida que se trata de un taller especializado en electromecánica.
  • El martillo indica que se trata de un taller de chapa que repara la carrocería.
  • Una pistola de pintar indica que es un taller de pintura.

Además de la especialidad, debe tener las siglas de la provincia a la cual pertenece el taller; también el número correspondiente al registro industrial.

  1. Referencias Cuando un conocido nos cuenta su experiencia y nos traslada sus buenas referencias sobre su taller de confianza, solemos fiarnos de él. A la hora de saber cómo elegir un taller no es una excepción. Al tratarse de algo tan importante como tu coche, da tranquilidad dejarlo donde otros ya quedaron satisfechos.
  2. Orden y limpieza El espacio de trabajo es una prolongación de cómo se trabaja. Puede no ser un factor decisivo, pero si existe orden y limpieza será más probable que el trabajo sea más organizado y la entrega del coche más agradable. Seguro que no te gustaría recoger tu coche con la tapicería manchada de grasa o aceite en el volante
  3. Solicitar un presupuesto. El taller mecánico está obligado a ofrecer un presupuesto desglosado de la reparación. Por escrito, debe estipular y detallar el precio de la operación. Puedes solicitar que te efectúen una revisión antes de hacer nada ( En Motor Garage Racing, esta revisión, es gratuita) Tanto en el presupuesto como en el resguardo debe figurar un contenido mínimo:
  • El número del taller (según registro especial).
  • Identificación fiscal y domicilio.
  • Nombre y domicilio del usuario.
  • Identificación del vehículo, con expresión de marca, modelo, matrícula y número de kilómetros recorridos.
  • Las reparaciones que se van a efectuar, los elementos que se deben reparar o sustituir y/o cualquier otra actividad, con indicación del precio total desglosado a satisfacer por el usuario.
  • Fecha y firma del prestador del servicio.
  • Fecha prevista de entrega del vehículo ya reparado, a partir de la aceptación de presupuesto, o de la entrega del presupuesto, en caso de resguardo.
  • Indicación del tiempo de validez.
  • Un espacio reservado para la fecha y la firma de aceptación por parte del usuario, si se trata del presupuesto.
  1. Tres meses de garantía. Los talleres deben cumplir la garantía mínima que marca la ley. En la mayoría de los casos, las reparaciones cuentan con 3 meses o 000 kilómetros de garantía. “Si en este plazo, pasa cualquier cosa con una avería que han reparado, tienen que repararla gratuitamente” Todos están obligados bajo determinados supuestos y amparados por el reglamento comunitario 461/2010, a ofrecer una determinada garantía.

Prohibiciones

Los talleres de reparación de vehículos tienen establecidas ciertas prohibiciones que deben de cumplimentar en la prestación de su servicio. Entre otras, las siguientes:

  • Instalar piezas, elementos o conjuntos no permitidos por el Reglamento de Vehículos.
  • Instalar piezas aportadas por el cliente que pongan en peligro la seguridad vial.
  • Instalar piezas, elementos o conjuntos que no lleven la marca del fabricante de forma legible. Si es pequeño material, deberá poder identificarse por la marca del mismo, fijada en las etiquetas o marchamos.
  • La sustitución innecesaria de piezas, cuando ello suponga un incremento del costo para el usuario o posible degradación del vehículo.
  • La utilización para usos propios o de terceros de un vehículo que haya sido dejado en reparación, sin permiso expreso del propietario.
  • La utilización de piezas, elementos o conjuntos usados sin autorización, inadecuados o no marcados y /u homologados cuando estos últimos requisitos sean preceptivos.
  • Cobrar por las piezas o repuestos más de lo que indique la tarifa, si se trata de un taller de marca, o la factura de adquisición de la pieza, en el supuesto de talleres independientes.
  • La inclusión en los resguardos, presupuestos, facturas o cualquier otra documentación que emitan los talleres cláusulas relativas a los derechos de los usuarios en tamaño de letra inferior a 1,5 milímetros de altura.
  • La inclusión en resguardos, presupuestos, facturas u otros documentos expedidos por el taller de cláusulas que se opongan a lo establecido en la normativa vigente.
  1. Factura sellada. Contar con una factura que incluya todos los detalles de la reparación es esencial para luego poder exigir el plazo de garantía o realizar una reclamación. Este documento especifica los elementos sustituidos por el mecánico encargado y los trabajos que se han llevado a cabo en el vehículo, así como los tiempos.

Información obligatoria Todos los talleres están obligados a ofrecer una información mínima al usuario de los servicios que realizan, y exhibir al público, al menos en castellano o en las lenguas oficiales propias de las comunidades autónomas, de forma perfectamente visible y en caracteres tipográficos de determinado tamaño:

  • Los precios aplicables por hora de trabajo y por servicios concretos. También deben exhibir los precios de otros servicios, como aquellos que se realicen fuera de la jornada normal de trabajo del taller, por servicios móviles propios o gastos diarios por estancia. Los precios deberán incluir todo tipo de impuestos, cargas o gravámenes, con mención explícita y diferenciada de la parte de precio que corresponda a cada uno de estos conceptos.
  • Un cartel de los derechos del consumidor.
  • El horario de prestación de serviciosal público de forma perfectamente visible desde el exterior, tanto de los servicios usuales como de los especiales cuando existan.
  • Además, los talleres de marca deben tener a disposición del público, en todo momento y para su consulta dentro del taller, los catálogos y las tarifas actualizadas de las piezas que utilicen en sus reparaciones, así como las tablas de tiempo de trabajo y su sistema de valoración en euros, para aquellas operaciones susceptibles de determinación previa, que sean facilitadas a estos talleres por el fabricante nacional o extranjero. Los genéricos, tienen que tener a disposición del público, en todo momento y para su consulta dentro del taller, albaranes o facturas acreditativas del precio y el origen de las piezas utilizadas en la reparación.
  • Todos los talleres deberán disponer de las preceptivas hojas de reclamaciones.

Los usuarios están de enhorabuena porque la Ley sobre Consumidores y Usuarios de 2006 presta especial atención a la información sobre los precios que los talleres ofrecen a sus clientes, y va a poner coto a la publicidad genérica de descuentos en la prestación del servicio de los talleres, dado que obliga a informar siempre del precio final sobre el que se aplicará ese descuento.

  1. No olvidar el resguardo. Una vez que se entrega el coche, no hay que irse sin el resguardo del depósito del coche en el taller. Se trata de un escrito que refleja los datos del vehículo, como el estado de la chapa, la cantidad de gasolina o cualquier desperfecto que tenga. Sobre todo Apuntar los kilómetros. El resguardo del depósito incluye el número de kilómetros recorridos. La OCU recomienda anotar la cantidad antes de entrar el coche al taller. Si al recoger el vehículo marca kilómetros de más, podremos preguntar al mecánico por la causa de ese incremento..
  2. Establecer una fecha de recogida. “Cuando sepas lo que tiene el coche, hay que exigir una fecha aproximada de entrega”, aconseja Amador. De esta forma, el usuario evita retrasos excesivos.
  3. Gastos de estancia. La experta recuerda que se debe recoger el coche antes de tres días tras la llamada del mecánico. En caso contrario, la empresa puede reclamar gastos de estancia similares a los que cobraría un aparcamiento.
  4. Piezas homologadas. El usuario “tiene derecho a que pongan siempre piezas nuevas, nunca ni usadas ni reconstruidas. Si es así, tiene que ser por encargo del propio cliente. Y a la vez tiene derecho a que cuando se las cambien, se las entreguen [las piezas antiguas]”, aclara la abogada.
  5. Mismas condiciones. Los mecánicos tienen que entregar el vehículo en las mismas condiciones en las que lo recibieron. Por ejemplo, si el coche está sucio pero se recibió limpio, el consumidor puede exigir que lo limpien.
  6. Amabilidad y cercanía Siempre es agradable que te traten con amabilidad y sean cercanos. Si, además, vas a dejar tu coche en manos ajenas, es aún más importante. Hay que poder preguntar sin miedo al mecánico acerca de los posibles fallos del vehículo, y encontrarse cómodo durante tu visita.
  7. Uso de la tecnología Elegir un buen mecánico es una decisión que puede estar influenciada por la actualización tanto del profesional como del taller. El uso de las tecnologías actuales permite actualizar presupuestos cuando surge algún imprevisto aledaño a una reparación, así como una comunicación rápida y directa. Está más que demostrado que el uso de tecnología de punta genera confianza en el cliente. Los talleres más actualizados en sus procesos, ofrecen un servicio moderno y eficaz, que a la postre hacen que el cliente se quede más tranquilo cuando deja su coche en manos de una tercera persona.

En Motor Garage Racing, cumplimos con el Real Decreto 1457/1986, de 10 de enero, por el que se regulan la actividad industrial y la prestación de servicios en los talleres de reparación de vehículos automóviles, de sus equipos y componentes, y con el Reglamento (UE) nº 461/2010 de la Comisión, de 27 de mayo de 2010, relativo a la aplicación del artículo 101, apartado 3, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea a determinadas categorías de acuerdos verticales y prácticas concertadas en el sector de los vehículos de motor.

Como siempre, te ofrecemos los mejores consejos para que conducir, sea un placer y te informamos de los peligros existentes haciéndote ahorrar un dinerillo…

Te animamos a que participes en la encuesta online  que hemos preparado TOTALMENTE ANONIMA

Obligaciones y derechos del taller

Obligaciones y derechos del taller

Consejos a seguir cuando llevas el coche a un taller mecánico

Está claro que siempre es mejor no necesitarlo pero los coches, al final necesitan reparaciones y revisiones. Debes saber elegir el taller mecánico en el que tu vehículo tiene que dejarse en buenas manos para quedar como nuevo. Un taller adecuado, en el que puedas confiar desde cualquier avería hasta un fiable cambio de neumáticos. Y, por supuesto, que cumpla con todas las garantías legales.

  1. Elección del taller. A la hora de escoger el taller que donde se hará la reparación del vehículo, se debe desconfiar de locales de dudosa legalidad. Según la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), hay que comprobar que el establecimiento tenga en lugar visible una placa en su entrada que lo identifique con un número en el registro industrial, y que lo acredite para realizar la correspondiente actividad. No todos los mecánicos se especializan en lo mismo. Los usuarios de talleres conocen que no por el hecho de que se llegue a un sitio denominado ‘taller’, se pueden solucionar todos los problemas del coche.

Los talleres deben estar identificados con su especialidad. De hecho, existe una simbología establecida:

  • Una llave inglesa indica que se trata de un taller mecánico.
  • Una flecha partida que se trata de un taller especializado en electromecánica.
  • El martillo indica que se trata de un taller de chapa que repara la carrocería.
  • Una pistola de pintar indica que es un taller de pintura.

Además de la especialidad, debe tener las siglas de la provincia a la cual pertenece el taller; también el número correspondiente al registro industrial.

  1. Referencias Cuando un conocido nos cuenta su experiencia y nos traslada sus buenas referencias sobre su taller de confianza, solemos fiarnos de él. A la hora de saber cómo elegir un taller no es una excepción. Al tratarse de algo tan importante como tu coche, da tranquilidad dejarlo donde otros ya quedaron satisfechos.
  2. Orden y limpieza El espacio de trabajo es una prolongación de cómo se trabaja. Puede no ser un factor decisivo, pero si existe orden y limpieza será más probable que el trabajo sea más organizado y la entrega del coche más agradable. Seguro que no te gustaría recoger tu coche con la tapicería manchada de grasa o aceite en el volante
  3. Solicitar un presupuesto. El taller mecánico está obligado a ofrecer un presupuesto desglosado de la reparación. Por escrito, debe estipular y detallar el precio de la operación. Puedes solicitar que te efectúen una revisión antes de hacer nada ( En Motor Garage Racing, esta revisión, es gratuita) Tanto en el presupuesto como en el resguardo debe figurar un contenido mínimo:
  • El número del taller (según registro especial).
  • Identificación fiscal y domicilio.
  • Nombre y domicilio del usuario.
  • Identificación del vehículo, con expresión de marca, modelo, matrícula y número de kilómetros recorridos.
  • Las reparaciones que se van a efectuar, los elementos que se deben reparar o sustituir y/o cualquier otra actividad, con indicación del precio total desglosado a satisfacer por el usuario.
  • Fecha y firma del prestador del servicio.
  • Fecha prevista de entrega del vehículo ya reparado, a partir de la aceptación de presupuesto, o de la entrega del presupuesto, en caso de resguardo.
  • Indicación del tiempo de validez.
  • Un espacio reservado para la fecha y la firma de aceptación por parte del usuario, si se trata del presupuesto.
  1. Tres meses de garantía. Los talleres deben cumplir la garantía mínima que marca la ley. En la mayoría de los casos, las reparaciones cuentan con 3 meses o 000 kilómetros de garantía. “Si en este plazo, pasa cualquier cosa con una avería que han reparado, tienen que repararla gratuitamente” Todos están obligados bajo determinados supuestos y amparados por el reglamento comunitario 461/2010, a ofrecer una determinada garantía.

Prohibiciones

Los talleres de reparación de vehículos tienen establecidas ciertas prohibiciones que deben de cumplimentar en la prestación de su servicio. Entre otras, las siguientes:

  • Instalar piezas, elementos o conjuntos no permitidos por el Reglamento de Vehículos.
  • Instalar piezas aportadas por el cliente que pongan en peligro la seguridad vial.
  • Instalar piezas, elementos o conjuntos que no lleven la marca del fabricante de forma legible. Si es pequeño material, deberá poder identificarse por la marca del mismo, fijada en las etiquetas o marchamos.
  • La sustitución innecesaria de piezas, cuando ello suponga un incremento del costo para el usuario o posible degradación del vehículo.
  • La utilización para usos propios o de terceros de un vehículo que haya sido dejado en reparación, sin permiso expreso del propietario.
  • La utilización de piezas, elementos o conjuntos usados sin autorización, inadecuados o no marcados y /u homologados cuando estos últimos requisitos sean preceptivos.
  • Cobrar por las piezas o repuestos más de lo que indique la tarifa, si se trata de un taller de marca, o la factura de adquisición de la pieza, en el supuesto de talleres independientes.
  • La inclusión en los resguardos, presupuestos, facturas o cualquier otra documentación que emitan los talleres cláusulas relativas a los derechos de los usuarios en tamaño de letra inferior a 1,5 milímetros de altura.
  • La inclusión en resguardos, presupuestos, facturas u otros documentos expedidos por el taller de cláusulas que se opongan a lo establecido en la normativa vigente.
  1. Factura sellada. Contar con una factura que incluya todos los detalles de la reparación es esencial para luego poder exigir el plazo de garantía o realizar una reclamación. Este documento especifica los elementos sustituidos por el mecánico encargado y los trabajos que se han llevado a cabo en el vehículo, así como los tiempos.

Información obligatoria Todos los talleres están obligados a ofrecer una información mínima al usuario de los servicios que realizan, y exhibir al público, al menos en castellano o en las lenguas oficiales propias de las comunidades autónomas, de forma perfectamente visible y en caracteres tipográficos de determinado tamaño:

  • Los precios aplicables por hora de trabajo y por servicios concretos. También deben exhibir los precios de otros servicios, como aquellos que se realicen fuera de la jornada normal de trabajo del taller, por servicios móviles propios o gastos diarios por estancia. Los precios deberán incluir todo tipo de impuestos, cargas o gravámenes, con mención explícita y diferenciada de la parte de precio que corresponda a cada uno de estos conceptos.
  • Un cartel de los derechos del consumidor.
  • El horario de prestación de serviciosal público de forma perfectamente visible desde el exterior, tanto de los servicios usuales como de los especiales cuando existan.
  • Además, los talleres de marca deben tener a disposición del público, en todo momento y para su consulta dentro del taller, los catálogos y las tarifas actualizadas de las piezas que utilicen en sus reparaciones, así como las tablas de tiempo de trabajo y su sistema de valoración en euros, para aquellas operaciones susceptibles de determinación previa, que sean facilitadas a estos talleres por el fabricante nacional o extranjero. Los genéricos, tienen que tener a disposición del público, en todo momento y para su consulta dentro del taller, albaranes o facturas acreditativas del precio y el origen de las piezas utilizadas en la reparación.
  • Todos los talleres deberán disponer de las preceptivas hojas de reclamaciones.

Los usuarios están de enhorabuena porque la Ley sobre Consumidores y Usuarios de 2006 presta especial atención a la información sobre los precios que los talleres ofrecen a sus clientes, y va a poner coto a la publicidad genérica de descuentos en la prestación del servicio de los talleres, dado que obliga a informar siempre del precio final sobre el que se aplicará ese descuento.

  1. No olvidar el resguardo. Una vez que se entrega el coche, no hay que irse sin el resguardo del depósito del coche en el taller. Se trata de un escrito que refleja los datos del vehículo, como el estado de la chapa, la cantidad de gasolina o cualquier desperfecto que tenga. Sobre todo Apuntar los kilómetros. El resguardo del depósito incluye el número de kilómetros recorridos. La OCU recomienda anotar la cantidad antes de entrar el coche al taller. Si al recoger el vehículo marca kilómetros de más, podremos preguntar al mecánico por la causa de ese incremento..
  2. Establecer una fecha de recogida. “Cuando sepas lo que tiene el coche, hay que exigir una fecha aproximada de entrega”, aconseja Amador. De esta forma, el usuario evita retrasos excesivos.
  3. Gastos de estancia. La experta recuerda que se debe recoger el coche antes de tres días tras la llamada del mecánico. En caso contrario, la empresa puede reclamar gastos de estancia similares a los que cobraría un aparcamiento.
  4. Piezas homologadas. El usuario “tiene derecho a que pongan siempre piezas nuevas, nunca ni usadas ni reconstruidas. Si es así, tiene que ser por encargo del propio cliente. Y a la vez tiene derecho a que cuando se las cambien, se las entreguen [las piezas antiguas]”, aclara la abogada.
  5. Mismas condiciones. Los mecánicos tienen que entregar el vehículo en las mismas condiciones en las que lo recibieron. Por ejemplo, si el coche está sucio pero se recibió limpio, el consumidor puede exigir que lo limpien.
  6. Amabilidad y cercanía Siempre es agradable que te traten con amabilidad y sean cercanos. Si, además, vas a dejar tu coche en manos ajenas, es aún más importante. Hay que poder preguntar sin miedo al mecánico acerca de los posibles fallos del vehículo, y encontrarse cómodo durante tu visita.
  7. Uso de la tecnología Elegir un buen mecánico es una decisión que puede estar influenciada por la actualización tanto del profesional como del taller. El uso de las tecnologías actuales permite actualizar presupuestos cuando surge algún imprevisto aledaño a una reparación, así como una comunicación rápida y directa. Está más que demostrado que el uso de tecnología de punta genera confianza en el cliente. Los talleres más actualizados en sus procesos, ofrecen un servicio moderno y eficaz, que a la postre hacen que el cliente se quede más tranquilo cuando deja su coche en manos de una tercera persona.

En Motor Garage Racing, cumplimos con el Real Decreto 1457/1986, de 10 de enero, por el que se regulan la actividad industrial y la prestación de servicios en los talleres de reparación de vehículos automóviles, de sus equipos y componentes, y con el Reglamento (UE) nº 461/2010 de la Comisión, de 27 de mayo de 2010, relativo a la aplicación del artículo 101, apartado 3, del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea a determinadas categorías de acuerdos verticales y prácticas concertadas en el sector de los vehículos de motor.

Como siempre, te ofrecemos los mejores consejos para que conducir, sea un placer y te informamos de los peligros existentes haciéndote ahorrar un dinerillo…

Te animamos a que participes en la encuesta online  que hemos preparado TOTALMENTE ANONIMA

Consejos para una buena conducción en verano

Consejos para una buena conducción en verano

Ya tenemos de nuevo el verano aqui. La playa, las vacaciones,el pueblo, las salidas domingueras… Cualquier actividad es buena para combatir el calor. Pero ojo, si vas a conducir, que no sea a lo loco. Hasta no hace mucho, cuando querias meterte en la piscina despues de comer, tenias que oir aquello de ” hasta dentro de dos horas que no hagas la digestion, no te metes”

En Motor Garage Racing, vamos a hacer mas o menos lo mismo. Te vamos a aconsejar cómo conducir bien durante el verano, y disfrutar de esos ratos de ( Y sí, nos dais mucha envidia por iros a la playa/montaña), relax y volvamos a vernos despues del tan merecido descanso.

Respecto al coche, tienes que saber que:

  • Puesta a punto de verano.
    Es muy recomendable acudir a un taller que revises el coche de forma completa. Es muy importante examinar los efectos del invierno en el turismo. Hay que comprobar el estado de líquidos y sustituir los elementos que hayan podido deteriorarse como por ejemplo, los limpiaparabrisas o las ruedas. Sobre todo, las ruedas. Cambiarlas por una de rodado de verano, no sería mala opcion. Es el mejor momento para ello.
  • Climatización. 
    En invierno, no creemos que hayas  utilizado el aire acondicionado o el climatizador. Antes de que las temperaturas más altas lleguen, ( que será dentro de poco),es muy importante poner los sistemas de climatización a funcionar para comprobar su estado y efectuar la reparación pertinente.
  • Aclimatizar adecuadamente el habitáculo. Los “expertos” consideran buena una temperatura que oscile entre los 21º y 24º. Puedes colocar el climatizador en modo automático: el mejor filtro no evita bacterias o resfriados. no dirijas el aire a la cara directamentePon el vehiculo en funcionamienro unos minutos antes de iniciar el viaje, enciende el aire acondicionado y abre las ventanillas: Es muy conveniente ventilar el interior y eliminar el aire caliente interior. Ten en cuenta que dentro del coche puede haber hasta 15º más que en el exterior.
  • Equipamiento extra. 
    Ademas de los elementos que son obligatorios y los aconsejados, de los que hablabamos en este post (rueda de repuestos, Kit emergencia pinchazos, chaleco/s y triángulos) en verano puede ser útil incorporar un par de zapatos cómodos y ligeros, unas zapatillas de lona es una buena alternativa y algo de ropa veraniega, preferiblemente de algodón y de colores claros.
    El agua es indispensable y también algo de comida como aperitivos con sal para afrontar posibles bajadas de tensión o golpes de calor.
    Bolsas de basura o de las que se utilizan para recoger excrementos caninos, papel higiénico o de cocina, pañuelos de papel y toallitas húmedas son buenos recursos para llevar en el coche en esta época del año, a mano en los laterales de las puertas, o en la guantera; está comprobado que en verano los mareos e indisposiciones en el coche son más frecuentes, y cualquiera puede sufrirlo.

En cuanto a consejos,  relacionados con el conductor y pasajeros del coche:

  • No cargar en exceso.Sabemos que esto es prácticamente imposible de cumplir, ya que a los ocupantes hay que sumar los respectivos equipajes y demás enseres que podamos necesitar. Ante esta situación se recomienda cargar correctamente el maletero y, si es necesario, emplear cofres para así evitar viajar con el habitáculo lleno de objetos, favoreciendo la seguridad y la comodidad de los ocupantes.
  • cargar con lo necesario e imprescindible en el maletero del vehiculo
  • Planifica con antelación la ruta Aunque la mayoría de ocasiones realizamos viajes que ya conocemos, es importante adelantarnos a la situación del tráfico y a posibles obras en la carretera. Por eso es indispensable revisar la ruta con antelación y posibles caminos alternativos en caso de obras o atasco. Gracias al uso de GPS esta acción cada día se afronta de manera más cómoda, pero no olvidemos que de necesitar manejarlo en ruta, debe hacerlo el copiloto, ya que está prohibido que lo haga el conductor.
  • Observar siempre los tiempos recomendados de descanso y parada. La DGT aconseja que las paradas entre tramos recorridos, sean de 20 minutos y cada  dos horas de conducción o entre ciento cincuenta y doscientos kilómetros recorridos. Lo que hagas antes. No te hagas el “masca”, y te hagas 450 km sin descansar y en 3,5 horas… Te arriesgas como mínimo a que te pasen una multa de las buenas,
  • Imagen relacionada
  • Hidratarse de forma continua con agua o zumos. Las bebidas con alcohol están expresamente prohibidas siempre que se vaya a conducir. (Un consejo de Motor Garage Racing gratuito, que para ti será un secreto. Si llevas una nevera portátil enchufada en el mechero, puedes llevar cerveza 0,0 bien fresquita)
  • Evita las horas centrales del día para conducir en las jornadas de más calor. Las madrugadas, mañanas y atardeceres son los momentos perfectos para viajar en coche en verano siempre que el conductor haya descansado correctamente. Aunque ya lo sabrás, déjame decirles a los padres novatos que, las mejores horas para viajar con niños, bebes… son las nocturnas.
  • Utilizar gafas de sol para evitar deslumbramientos solares o problemas de visión por un exceso de luz solar.
  • Evita fumar dentro del coche Fumar es una de las principales causas de distracción en la conducción. Los compuestos químicos del tabaco pueden producir sueño, además de cargar el aire del habitáculo, reduciendo las capacidades y reacciones del conductor. Si quieres fumar, para y hazlo de forma segura en una de las miles de estaciones de servicio o áreas de descanso que encontrarás en la carretera. Además hay que recordar a los ocupantes que arrojar colillas acarrea multa y un devengo de cuatro puntos en el carnet de conducir.

Resultado de imagen de conducir bien en verano

Nosotros te damos estos consejos, pero si te pedimos un favor enorme. Queremos verte despues de las vacaciones y morirnos de envidia por las historias que nos cuentes, pero por favor, NADA  DE USAR EL MOVIL DURANTE LA CONDUCCION, NI BAJO EFECTOS DE SUSTANCIAS. Si estas cansado, descansa bien antes de emprender la marcha. Si nos haces caso, cuando regreses y nos cuentes como te fue, podríamos hablar en torno a una mesa con una barbacoa.

¡Atencion! ¿Tienes que pasar la ITV ? Este articulo te interesa leerlo antes de ir

La nueva ITV ha generado enormes dudas entre los conductores.

Resultado de imagen de itv caducada

En Motor Garage Racing, te damos las claves necesarias para que tu vehículo pase la ITV sin problemas

Desde su puesta en marcha el 20 de mayo del 2018, la nueva ITV (ITV) genera dudas entre los conductores. Nos estamos llenado de clientes muy preocupados por la exigencia.

El nuevo examen de la ITV, se centra sobre todo en las emisiones de gases, para cuya medición se cuenta con una maquinaria específica. Pero la novedad más controvertida del examen es que, en caso de obtener el vehículo un “informe desfavorable” en la inspección, el propietario podrá intentar superarla en otro lugar, sin pasar por el mismo taller de inspeccion. Eso sí: Es preciso que el conductor/propietario presente el diagnóstico suspenso emitido.

Resultado de imagen de itv caducada

La renovación del control ha traído consigo la transformación de sus tasas. 

A pesar de que las tarifas han aumentado en casi todo el territorio nacional, los precios siguen estando controlados y fijados por las Comunidades Autónomas. Como se hacía antes, es  posible que muchos conductores traspasen fronteras y acudan al examen de la ITV en otra comunidad autónoma diferente a la suya, por tener precios inferiores y ahorrar unos euros.

Esto no se puede evitar. Las diferencias en la factura del examen superan a veces los 20 euros de una comunidad autónoma a otra. Por ejemplo, un coche con motor diésel, cuya ITV en Navarra costaría 33,30 euros, su precio en Madrid ascendería hasta los 56,50 euros.

Las fallas más comunes

Sin embargo, es posible aprobar el nuevo examen aun teniendo “fallos desfavorables” o faltas leves. Motor Garage Racing, te muestra los diez fallos que están encontrando los inspectores en las ITV, y cuya acumulación se traduciría en un suspenso de la inspección.

  • -Mal estado de la carrocería y el exterior del vehículo: Prestar máxima atención a los arañazos. Muchos de ellos son profundos haciendo que el chasis se oxide.
  • Bombillas de posición fundidas. Aunque ya no es obligatorio llevar un juego de luces como kit de reparación, no está de más llevarlas. Comprueba el estado de luces antes de entrar a la inspección. Te ahorrará tiempo.
  • Emisión de gases: Niveles superiores a los permitidos es constitutivo de falta grave, lo que haría suspender el examen. Si nuestro vehículo produce humos pero no sobrepasan las máximas permitidas, sólo saldríamos con una falta leve en el informe. En Motor Garage Racing, tenemos maquinaria específica para reducir los humos contaminantes realizando una limpieza integral
  • Diferencia de frenado mayor al 30%.
  • Limpiaparabrisas: defectos en las escobillas o falta del líquido de lavado. El rellenado de líquidos de lavado de parabrisas, no cuesta más que unos segundos, y te hace  ahorrar tiempo ( y puede que hasta dinero). Mantén los niveles siempre en estado aceptable.
  • Matrícula arañada o en mal estado, pero que no impide identificar el vehículo. Cuidado!!!! Es mejor realizar el cambio de pleca que intentar realizar una reparación casera.
  • Claxon: debe funcionar correctamente, y el volumen se situará entre los decibelios estipulados según el tamaño y potencia del vehículo. Y aunque suene raro, el inspector tiene la última palabra.
  • Bloqueo antirrobo del volante o de la palanca de cambios en algunos coches: Estamos detectando también esta falta leve, aunque se trata de una de las menos comunes por las que tu vehículo no pasaría el examen sin fallos.
  • Muescas en las lunas: No corras riesgos. Las lunas deben estar en perfecto estado. No solo por pasar la inspección, sino por la propia seguridad de quien conduce y los acompañantes. Una grieta profunda es grave, pero si sólo se trata de una pequeña marca en el cristal, se quedaría en leve.
  • Cierre de puertas: las puertas deben abrirse sin problema cuando el coche no tenga el cierre activo.

Lo que más está llamando la atención entre los conductores es la revisión exhaustiva que se realizará a partir de ahora con la lectura del sistema de diagnóstico a bordo (OBD). Este nuevo aparato se conectará a los puertos de los coches para examinar los datos de origen. Esto ayudará a controlar las emisiones de contaminación. También con los sistemas de seguridad.

Otro de los cambios más importantes está siendo el del control del kilometraje. A partir de ahora, los nuevos sistemas de análisis permitirán comprobar los kilómetros reales que lleva cada coche.

Según la información de la AECA,( Asociación Española de Entidades Colaboradoras con la Administración ), un 20% de los automóviles españoles no tienen la ITV vigente. Esto sucede todavía más en las furgonetas. Según los datos de AECAITV, el 19% de ITV realizadas en 2016, fueron rechazadas porque tenían algún defecto grave. Esto es, algo más de un total de 3,7 millones de vehículos.

Curiosamente son los coches Euro 5 y Euro 6 los que más controles tendrán. El objeto de la ITV no es impedir que circulen vehículos sino que lo hagan con seguridad y con la documentación correcta.

Resultado de imagen de itv caducada

Estos son los precios -por el momento- de la revisión de la ITV por CCAA:

  • Andalucía: 43,24 euros (gasolina), 18,34 (diésel).
  • Aragón: 39,81 (gasolina) y 18,68 (diésel).
  • Asturias: 37,90 (gasolina) y 37,90 (diésel).
  • Baleares: 34,46 (gasolina) y 50,36 (diésel).
  • Canarias: 36,18 (gasolina) y 44,16 (diésel).
  • Cantabria: 47,01 (gasolina) y 52,70 (diésel).
  • Castilla y León: 41,10 (gasolina) y 48,49 (diésel).
  • Castilla-La Mancha: 39,75 (gasolina) y 49,27 (diésel).
  • Cataluña: 40,42 (gasolina) y 45,41 (diésel).
  • Comunidad Valenciana: 44,19 (gasolina) y 55,54 (diésel).
  • Extremadura: 35,90 (gasolina) y 35,90 (diésel).
  • Galicia: 38,95 (gasolina) y 46,55 (diésel).
  • La Rioja: 35,15 (gasolina) y 44,48 (diésel).
  • Madrid: 40,50 (gasolina) y 56,50 (diésel).
  • Murcia: 39,85 (gasolina) y 53,70 (diésel).
  • Navarra: 33,30 (gasolina) y 33,30 (diésel).
  • País Vasco: 46,69 (gasolina) y 46,69 (diésel).
  • Ceuta: 47,75 (gasolina) y 55,66 (diésel).
  • Melilla: 36,13 (gasolina) y 41,07 (diésel).

 

A tener en cuenta, además de los consejos dados con anterioridad:

  • Vehículos históricos La edad mínima para que un vehículo sea declarado como histórico era de 25 años. A partir del 20 de Mayo del  2018, se amplía hasta los 30 años desde la primera matriculación.
  • Certificado europeo hasta ahora, si comprabas un vehículo en los estados europeos, aun habiendo pasado las inspecciones en el país de compra, debías volver a realizar la revisión en una ITV en España. Por suerte, ya no será así. Se permitirá el reconocimiento de los certificados expedidos en países miembros de la Unión Europea.
  • Presentación del seguro Desde este 20 de mayo, se exigirá la presentación del seguro obligatorio. Valdrá con el justificante de pago del periodo en curso. Deberán constar la aseguradora y las coberturas. Recordamos que no es obligatorio portar el recibo, ya que telemáticamente la mayor parte de centros tienen conexión con las aseguradoras.

¿Qué pasa con los coches de alquiler? Los vehículos de alquiler debían pasar su primera ITV cuando cumplían los dos años de matriculación. Con la nueva legislación, no deberán presentarse hasta los cuatro años desde su primera matriculación.

Personal titulado También se endurecen las condiciones para los examinadores en las estaciones de ITV. A partir del 20 de Mayo, como mínimo, deberán ser Técnicos Superiores en Automoción.

Resultado de imagen de itv caducada

¿ De verdad los coches sin carnet tienen que pasar la ITV?

Como el resto de los vehículos deben pasar la inspección técnica de vehículos (ITV) como cualquier vehiculo.

Los cuatros primeros años están exentos y a partir del cuarto año de antigüedad, deben pasarla cada dos años con independencia de la antigüedad del coche. A partir de esa fecha si no  hemos pasado la ITV, estará caducada con las implicaciones que conlleva circular con una ITV caducada. El resultado de la inspección se hará constar en la documentación (ficha técnica) del vehículo .

 

El mejor aceite para el coche, es…

El mejor aceite para el coche, es…

Un aceite de buena calidad es la única manera de garantizar una vida larga sin problemas, especialmente en los diésel con filtro anti partículas. Los motores de los coches cada vez tienen más prestaciones y sufren más.

Te damos las claves para elegir el mejor aceite para tu coche.

El aceite del coche es una de esas cosas en las que no merece la pena ahorrar ni un céntimo, sobre todo en los motores actuales diésel con filtros anti partículas. En contra de lo que la mayoría piensa, el aceite no sólo tiene que lubricar las partes que están sometidas a rozamiento en el interior del motor. Además de eso, debe limpiar y arrastrar la suciedad que se genera en la combustión y, especialmente, refrigerar las partes internas, que no están en contacto con el líquido refrigerante.


Los modernos motores sobrealimentados someten a muy altas temperaturas a piezas como los pistones. Éstos no están en contacto con el refrigerante del motor (que en realidad sólo enfría el exterior de los cilindros y la culata), por lo que muchos fabricantes los enfrían mediante chorros de aceite directamente dirigidos a la falda del pistón. El turbo también es un elemento que alcanza temperaturas extremas y que debe ser refrigerado y lubricado, por lo que un buen aceite es absolutamente imprescindible.

El gasóleo diluido en el aceite resta propiedades lubricantes y reduce su punto de ebullición, por lo que es muy importante que esté aditivado para este problema. Los fabricantes de coches conocen a la perfección las características de sus motores y especifican en el manual de instrucciones del usuario qué tipo de aceite debe utilizar. Entre 5 litros de aceite bueno y 5 litros de aceite corriente puede haber una diferencia máxima de 80 euros. Pretender ahorrar 80 euros cada 20.000 km y arriesgarnos a sufrir una avería de más de 2.000 euros es absurdo.

El aceite que usemos en nuestro coche puede ser de cualquier marca (mejor una de reconocido prestigio), pero obligatoriamente debe cumplir con las especificaciones marcadas en el manual de usuario, las cuales indican los estándares que debe haber superado el aceite que se puede usar en su motor.

Aquí va la primera regla: Utiliza sólo el tipo de aceite recomendado por el fabricante.

En las latas de aceite hay infinidad de letras y números que nos indican sus cualidades y las normas de homologación que han superado para los distintos fabricantes de automóviles. Una de estas características del aceite es su viscosidad. En el
lenguaje tendemos a confundir viscosidad con densidad. La viscosidad es la resistencia que tiene un líquido a fluir. Para entenderlo con un ejemplo muy gráfico, podemos pensar en la miel. La miel, cuando está líquida a temperatura ambiente, es
muy viscosa, pero tendemos a decir que es muy densa o espesa. El aceite es más viscoso que el agua, pero es menos denso, por eso flota sobre el agua, lo mismo que el petróleo.

Si calientas un poco el tarro con miel, verás que se vuelve menos viscosa, parece más líquida. Con el aceite de cocina pasa lo mismo. Al echarlo en la sartén frío, está más viscoso que cuando lo calentamos. Lo mismo le sucede al aceite del motor, a mayor temperatura se hace menos viscoso, pero esto es un inconveniente, porque, si pierde su viscosidad, deja de lubricar bien. Para evitarlo, los fabricantes de aceite añaden aditivos que hacen que la viscosidad aumente con la temperatura. El grado de viscosidad viene indicado con 2 cifras con una W en el medio

Cuando vemos que en el envase del aceite pone 0W30, quiere decir que su viscosidad en frío es de grado 0 y en caliente de grado 30. En general, suele interesar un grado de viscosidad en frío lo más bajo posible para que el aceite fluya mejor y llegue lo antes posible a las piezas a lubricar. Lo normal en los motores modernos es que se empleen aceites con grados de viscosidad en frío entre 0 y 10 (siempre son múltiplos de 5).

Por lo general, en el manual de instrucciones del coche se especifica claramente el grado de viscosidad que se debe emplear. A veces incluso hay dos valores, uno para climas fríos y otro para los cálidos. No debes emplear jamás un aceite con una viscosidad diferente a la marcada en el manual del coche.

Además de la viscosidad, el aceite tiene otras muchas características importantes:

  • Untuosidad: es el tiempo que el aceite permanece sobre una superficie sin evaporarse ni escurrirse. Es importante que un aceite sea untuoso para proteger las piezas internas del motor de la corrosión y mantener cierto grado de lubricación, aunque no usemos el coche durante un largo período.
  • Punto de ebullición: es la temperatura a la que el aceite empieza a hervir y evaporarse.
  • Punto de combustión: es la temperatura a la que el aceite empieza a arder.
  • Punto de carbonización: es la temperatura a la que los residuos del aceite se convierten en sólidos.
  • Tolerancia a las cenizas: los motores diésel generan mucha carbonilla que debe ser arrastrada por el aceite (por eso se pone negro rápidamente el aceite de las mecánicas de gasóleo). El lubricante que utilicemos debe poder diluir bien estas cenizas.

Todos estos datos vienen especificados en el envase y se contemplan dentro de las distintas normas de homologación. Hay fabricantes, que exigen sus propias características y estándares de homologación para el aceite. Si el aceite que vamos a comprar las cumple, debe venir especificado en el etiquetado como “Cumple norma …” y el código que corresponda. Existe una norma internacional que es la API(American Petroleum Institute). En la etiqueta veremos, por ejemplo “API SLCF”. Esto nos indica el grado con el que ha superado los ensayos de esta entidad de homologación. Cuanto más alta sea la letra que acompaña a la S, más calidad tiene el aceite (mayor untuosidad, mayor punto de ebullición, etc). Es decir, un API SL es un aceite de mayor calidad que un API SF, por ejemplo.

Tipos de aceite

Existen varios tipos de aceite para motores dependiendo de su composición química. Algunos de ellos ya no se usan en los motores modernos, que, en general, sólo admiten aceites sintéticos.

Los principales tipos de aceite son:

  • Minerales: apenas se utilizan hoy en día, sólo para algunos coches clásicos y maquinaria. El aceite contiene algunas partículas minerales con poder lubricante, principalmente grafitos.
  • Monogrado: este tipo de aceites trabaja bien en una banda de temperaturas muy estrecha, por lo que es importante cambiar el aceite en invierno y en verano. También están en desuso.
  • Multigrado: son aceites que se pueden utilizar durante todo el año, porque su banda de temperaturas de trabajo lo permite. También están en desuso en los coches modernos.
  • Semi sintéticos: se conocen con este nombre aquellos aceites a los que se les añaden algunos compuestos químicos que varían su comportamiento con la temperatura, sus cualidades como detergente, etc.
  • Sintéticos: contienen más aditivos y están más preparados para soportar el duro castigo al que someten a los lubricantes los motores modernos.

Cuándo se debe cambiar el aceite del coche.

Una vez más, es el fabricante quien especifica los plazos de mantenimiento. Hay que tener claro que el aceite no sólo se estropea con los kilómetros que hacemos, también el tiempo pasa factura, por lo que en el plan de mantenimiento se suele especificar, por ejemplo, que se cambie el aceite cada 20.000 km o un año, lo que antes suceda.
No ahorres con el filtro de aceite. Hay gente que tiene la mala costumbre de cambiar el filtro cada dos cambios de aceite o utilizar filtros de oferta y de mala calidad. No sirve de nada poner aceite nuevo y dejar el filtro viejo. Cambia el aceite y el filtro de aceite (de calidad) a la vez.

No alargues los plazos de mantenimiento y cambia el aceite, como máximo, en el plazo estipulado por el fabricante de tu coche. En algunos modelos, el cambio de aceite no es fijo y varía en función del uso que hagamos, nuestro estilo de conducción, etc… En el display del tablero de instrumentos nos indicará el índice de calidad del aceite y cuándo debemos cambiarlo.

Las principales averías provocadas por un mal aceite

El principal problema por utilizar un mal aceite o no seguir los plazos de mantenimiento marcados por el fabricante es que acortamos la vida del motor drásticamente. Un mal aceite puede provocar que gripemos la mecánica (los pistones se quedan agarrados al cilindro por la falta de lubricación), dejando completamente inútil el coche.

Todas las averías provocadas por un mal aceite suponen un desembolso importante, como verás a continuación:

Gripado de la mecánica: un mal aceite puede provocar que se obstruyan algunos conductos de lubricación y dejar en seco determinados componentes como los casquillos de biela, provocando su gripado. Un motor reconstruido tiene un coste de entre 2.000 y 15.000 euros.

Problemas de válvulas: en la actualidad, la mayoría de los motores emplean taqués hidráulicos para el ajuste de las válvulas. Un mal aceite provoca un desgaste prematuro de los árboles de levas y de las válvulas. Reparar una culata y los árboles de levas tiene un coste de entre 1.000 y 3.000 euros.
Roturas de turbo: si el aceite que elegimos no soporta bien las altas temperaturas y se carboniza fácilmente, puede llegar a rayar el eje del turbo y provocar holguras que rompan por completo el turbo. Esta avería supone un desembolso de entre 600 y 2.500 euros.

Problemas con el filtro anti partículas: un mal aceite puede provocar un exceso de residuos en los gases de escape que provoquen la obstrucción del filtro anti partículas. Esta avería cuesta entre 1.000 y 5.000 euros.

Cómo mirar el nivel de aceite del coche

Los coches cada vez tienen unos plazos de mantenimiento más prolongados y se debe comprobar el nivel antes de cada cambio. Llevarlo por debajo del mínimo tiene dos inconvenientes:

1.- Podemos llegar a quedarnos sin lubricación en algunos momentos al no aspirar bien la bomba de aceite porque se desceba.
2.- Al haber menos aceite, éste se calienta más y refrigera peor la mecánica.

Tampoco es bueno que el aceite esté por encima del máximo, lo que puede provocar problemas de autoalimentación en los motores diésel (el aceite entra en el cilindro y se quema como si fuese combustible), barboteo por los golpes de los contrapesos del cigüeñal en el cárter, etc. Para mirar bien el nivel de aceite, debemos estacionar el coche en una superficie completamente plana, apagar el motor y dejarlo reposar como mínimo 15 minutos

Es muy importante en algunos motores esperar al menos 20 minutos desde que añadimos aceite hasta que comprobamos el nivel en la cala, ya que en estos motores el aceite tarda mucho en retornar al cárter. Si no esperamos suficiente tiempo, veremos poco aceite en la cala y añadiremos demasiado.

Aditivos para el aceite

En el mercado existe una amplia variedad de aditivos con propiedades milagrosas para el aceite del motor. Los hay que prometen millones de kilómetros para la mecánica, otros que reducen el consumo, que eliminan los humos, que sellan las fugas…
Hay algunos que funcionan bien y su uso es recomendable, especialmente los que buscan reducir la fricción y los desgastes, pero hay que tener cuidado. Los aceites sintéticos ya contienen muchos aditivos y es probable que algunos sean incompatibles con los que añadamos a posteriori.

No son recomendables los aditivos para limpiar los motores y descarbonizarlos

Resumiendo:

algunos sí son recomendables, pero debes asegurarte de que son de una marca reconocida y que no son incompatibles con el aceite que lleve tu motor.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Llama ahora