Te sentirás identificado con lo que vas a leer a continuación, y si no eres tú , seguro que conoces a alguien  en tu círculo más cercano tanto familiar como social.

Pensemos en una persona X. No importan sus características, ni su sexo, ni a quién vota, ni su altura o peso. Tiene un coche que usa para desplazarse de un lado a otro, un simple medio de transporte que ya no está nuevo ni hay garantías que vigilar. La persona  X no sabe nada de mecánica. Tampoco destaca como buen conductor, sino que trata de cumplir con las normas y no se mete en líos con la Guardia Civil.

La persona X no se preocupa del estado mecánico de su coche. A veces se fía del consejo de terceros -algunos de ellos son «mecánicos»– y cree tener el coche en buenas condiciones. La persona X va al dentista cuando le duele algo, si no, no. La persona X lleva su coche al taller cuando se rompe algo, si nose rompe nada, no lo lleva.

Lo que la persona X no sabe es que cualquier día puede apuntarse a las estadísticas de la DGT en la sección de anécdotas: “accidente por fallo mecánico” o de algún elemento del vehículo (el 90% son errores humanos). Los sistemas de seguridad activa y pasiva del coche pueden estar en mal estado por simple negligencia. Contará estadísticamente como “fallo mecánico”, pero será otro error humano. Nadie le ha dicho a la persona X que su coche es un peligro, aunque en la ITV el coche ha ido pasando ” sin problemas”.

No es nada difícil encontrar un caso como el que voy a exponer.

  • Un turismo de gama media matriculado hace unos 20 años.
  • Pintura desconchada, anticipo de lo que uno se puede encontrar:
  • neumáticos delanteros fechados en 2008, los traseros en 2002, en los cuatro casos cuarteados, con la banda de rodadura hecha corcho… pero bien de dibujo. En castellano: riesgo enorme de reventón, frenadas alargadas, inestabilidad…
  • Luz encendida en el tablero de instrumentos, la que más miedo da: «( ! )«.
  • Líquido de frenos en el mínimo. Según el «mecánico» de turno, el coche estaba bien.
  • Desconocimiento de mantenimiento de amortiguadores El tablero indica que tiene 200.000 kilómetros.
  • Le vibra la dirección a 120 km/h. Seguramente no se le ha hecho un paralelo a las ruedas en más de 10 años.

La ITV no es ciertamente ni nuestro papá ni nuestra mamá. Están pendientes de fallos más o menos serios,  Los coches viejos no son tan peligrosos si tienen el mantenimiento al día,

¿Alguien puede explicarme cómo puede pasar la ITV durante tantos años un coche que tiene los neumáticos en un estado tan lamentable -visualmente solo lo ve un experto- y evidentemente caducados? ¿Es más importante fijarse en si un maldito alerón -accesorio oficial- no está metido en la ficha técnica en un coche seminuevo, o que un coche que va camino de ser un clásico sea un peligro?

El que tenga que pasar la ITV deberí aportar una factura sellada de cualquier taller homologado por industria, en la que se especifique que se ha realizado un mantenimiento elemental. Que afecte a todos los coches que superan los 10 años.  Que se haya hecho por lo menos una revisión de varios puntos en la que se haya inspeccionado visualmente todo: neumáticos, frenos, fugas de líquido, óxido, niveles… y eso apenas cuesta dinero.

Ya sabemos que fumar mata, tenemos hipersensibilidad hacia todo lo que tiene azúcar (el nuevo mercurio), nos llenamos la cabeza  sobre hábitos de vida saludables (zumos de 10 euros el litro)… y, mientras tanto, el coche que lleva y trae a mucha gente es un tumor para la seguridad vial. La mayoría son benignos, otros evolucionarán en cáncer y acabarán en la estadística anual de la DGT.

¿Y de quién fue la culpa?

Moraleja: si no recuerdas cuándo hiciste el último mantenimiento a tu coche, llévalo a un taller a que le metan un buen repaso. Puedes estar en grave peligro y no tener ni idea. Si es un caso leve, lo peor que te pasará es que el coche te deje tirado en el arcén cuando quieras irte de vacaciones. Lo peor… añadir tu nombre a la lista de la DGT y formar parte de las estadísticas anuales.

En Motor Garage Racing, nos comprometemos con tu seguridad y la de los viajeros que lleves. Realizamos una inspeccion total de tu vehiculo antes de pasar la Itv, o que te deje tirado de viaje. No lo dudes, Llamanos, concerta una cita, y ve tranquilo por la vida.

Guárdate la imagen siguiente en tu galería del móvil, y añadenos a tus contactos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Llama ahora

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar