¿Llevas el depósito de combustible a mínimos? Lee esta información

EMPTY…. Depósito vacío

Circular en reserva no es buena idea y va contra nuestro bolsillo, sobre todo en los coches de gasolina. El motivo es que la gasolina es un combustible muy volátil y se evapora fácilmente. Cuanto más vacío está el depósito, más gasolina perdemos por evaporación.

Para muchos conductores , el color del testigo de reserva de combustible es un misterio porque nunca se les ha encendido, pero para otros, forma parte del sistema de iluminación habitual del salpicadero.

Para ambos, cuando se enciende la luz de reserva comienza la cuenta atrás. A corto plazo para exponerse al peligro que supone quedarse tirado en alguna cuneta en el mejor de los casos y a largo plazo para enfrentarse a averías que pueda provocar circular con el combustible que nos queda en el fondo del depósito.

¿Cuánto dura la reserva?

Depende de cada vehículo y del volumen de cada tanque, ya que será superior cuanto más grande sea el depósito. La reserva equivale al combustible necesario para que podamos llegar a una gasolinera, y que en la mayoría de vehículos anda cerca de los 50 o 60 kilómetros.

Si se te enciende la luz de reserva es conveniente buscar la gasolinera más cercana y evitar tentar a la suerte.

Pero ¿Qué ocurre cuando nos quedan un par de litros en el depósito? Le estamos dando mucho más trabajo a la bomba. Por otra parte, la refrigeración de la bomba de gasolina la hace el propio combustible y una succión defectuosa provoca que las burbujas de aire se cuelen en el circuito, perjudicando la refrigeración además de empobrecer la mezcla de aire y combustible.

El problema de los sedimentos

Los residuos del fondo del depósito pueden atascar los inyectores. ( Adiós al sueldo de dos meses)

¿De dónde vienen las impurezas? ¿Cómo se forman?

Lo primero que se nos viene a la cabeza es la calidad del combustible con el que llenamos el depósito en cada gasolinera, hay gasolinas más caras y más baratas, “por algo será”, pensamos. Existen muchos mitos y bulos acerca de esto.

(En España la Compañía Logística de Hidrocarburos distribuye el combustible para todas las compañías, el cual sigue todas las normas de calidad y es exactamente igual para todas las distribuidoras.)

En los motores diésel la suciedad se acumula en los inyectores y en el filtro de partículas, mientras que en los vehículos de gasolina la suciedad se acumula en las válvulas de admisión, inyectores y pistones. Una limpieza ronda en Motor Garage Racing completa, los 180€ si no hay mayores problemas

Por lo tanto, además de llevar un correcto mantenimiento del vehículo, dos consejos para evitar estas circunstancias:

  • En primer lugar no apurar el depósito de nuestro coche y procurar no llegar a la reserva
  • Y por otra parte, cuidarse de repostar en una gasolinera cuando nos encontramos con un camión que está descargando el combustible en ella, (en esos momentos se remueve todo el combustible de los tanques con la consiguiente mezcla de impurezas).

Si quieres evitar averías, no apures el tanque de combustible hasta la última gota

Los componentes de sistema de alimentación de combustible pueden sufrir costosas averías si exprimimos hasta la última gota de combustible que queda en el tanque.

¿Qué puede pasarnos? ¿Cómo evitar estos problemas?

Reemplazar una bomba de combustible es una broma muy cara – especialmente en mano de obra – y en algunos coches implica desmontar el depósito de combustible e incluso el eje trasero.

¿Qué tal suenan casi cuatro cifras o las cuatro cifras de factura? Por otra parte, al apurar el tanque de combustible la bomba absorbe los sedimentos que con el tiempo se forman en el fondo del depósito. Estos sedimentos pueden con el tiempo atascar partes de la bomba de combustible, el filtro, la bomba de combustible de alta presión e incluso llegar a los inyectores. Un fallo de los tres componentes puede darse en casos extremos, y sobra decir que el precio de reemplazar estos componentes puede ser altísimo, especialmente en los coches diésel modernos.

¿Pueden multarte por quedarte sin combustible en la carretera?

No repostar a tiempo puede traducirse en una sanción económica de 200€ y en una avería (Leve, moderada o seria).

En realidad, el reglamento general de circulación, no sanciona la falta de combustible, pero sí las circunstancias que normalmente rodean a esta pequeña catástrofe. A saber: estacionar en un lugar indebido y/o realizar maniobras que pongan en riesgo al conductor o a otros usuarios de la vía.

Sobre la primera, en el artículo 90 se dice que: “la parada o el estacionamiento de un vehículo en vías interurbanas deberá efectuarse siempre fuera de la calzada, en el lado derecho de ésta y dejando libre la parte transitable del arcén”. Hacer lo contrario, salvo en caso de avería o accidente, se traduce en una sanción de 200 euros (sin pérdida de puntos). Sin gasolina no se estaciona fácilmente donde uno quiere.

De hecho, cuando el depósito se vacía de golpe, el motor se para y desaparece la asistencia a la dirección y la efectividad de los frenos, de modo que mientras el conductor logra detenerlo del todo, el vehículo se convierte en un elemento sin excesivo control y capaz de motivar situaciones de riesgo. Y ahí se queda.

Entonces el automovilista puede ser multado por conducción negligente: “Se deberá conducir con la diligencia y precaución necesarias para evitar todo daño, propio o ajeno, cuidando de no poner en peligro, tanto al mismo conductor como a los demás ocupantes del vehículo y al resto de los usuarios de la vía”. La sanción también es de 200 euros.

El automovilista debe señalizar la situación con los triángulos de peligro y siempre con el chaleco puesto, a no ser que quiera exponerse a una multa de 80 euros.

Ya estas estacionado, con los triángulos de emergencia puestos, luces de emergencia encendidas, chaleco puesto… pero… ¿Dónde está la gasolinera más próxima? La reacción natural será llamar al servicio de asistencia en carretera del seguro para que envíe una grúa. Pero ¿esta circunstancia está cubierta?

Otra alternativa, si la suerte ha querido que haya una estación de servicio cerca, es acudir a ella a por combustible. Pero no servirá cualquier garrafa o botella que llevemos, sino solo los homologados por la normativa sobre transporte de mercancías peligrosas, que prevé multas de entre 2.000 y 3.000 euros para quien utilice garrafas o botellas sin homologar. No merece la pena arriesgarse: no son caros y los venden en las propias gasolineras. Eso si… deberemos aguantar las miradas con cierta ironia de los empleados a tal hecho.

Las posibles sanciones terminan aquí, pero no los problemas. Al menos para los coches de gasóleo. Uno de gasolina se pondrá en marcha de nuevo en cuanto reciba combustible suficiente, pero en un diésel tal vez sea necesario purgar el circuito, por lo que no quedará más remedio que llevar el coche al taller, si no se tiene experiencia en la purga. Si se tiene algo de experiencia en ello, no deberías quedarte sin combustible a no ser que te quieras gastar un dinero en reparaciones.

Poniendo un ejemplo:

Te has quedado sin combustible en una autopista…

  • Te quedas estacionado en el arcén …,,,,,,,,,,,,,,,,… 200€
  • Conducción negligente…………………,,,,,,,,,,,,,,,,……..200€
  • No llevas ni triángulos ni chaleco: ………,,,,,,,,,,,,,,,,,…80€
  • Llevas el combustible en botellas recicladas…….. 2000€

Total de la broma……….. 2480 €

(sin contar posibles averías internas por la circulación continuada con el depósito siempre a mínimos )

La policía encargada de la seguridad en las carreteras, además te pondrán la cara colorada..

Te puede interesar leer esto:

Revision del coche en Primavera 2020

Revision del coche en Primavera 2020

Ya es primavera.

Comenzaremos a tener más horas de sol y hará menos frío durante el día. Es hora de comenzar a hacer viajes aprovechando el buen tiempo, asi que no te olvides que tu coche necesita unos pequeños ajustes y un mantenimiento, para que podáis disfrutar de kilómetros y kilómetros sin problema alguno.

Durante el invierno, ha habido heladas, y ha habido nevadas, lo que en las carreteras se traduce en daños: (grietas, agujeros, baches…). Debemos recordar que, en primavera, suelen producirse temporadas de lluvias, y días de calor, que hacen florecer las ciudades y el campo, elevando los síntomas alérgicos. El polen, también afecta a nuestro vehiculo en el motor, filtros y sistemas de climatización.

Por ello, en MOTOR GARAGE RACING, os efectuamos una revisión económica de varios puntos, en esta época del año.

Filtro de aceite

Las condiciones en las que se encuentran tanto del filtro del aceite como el nivel del mismo son uno de los puntos de verificación más importantes. El aceite -y su filtro– es un elemento esencial en el sistema de lubricación y su ausencia llevaría a un desgaste rápido de los componentes del motor que causarían costosos daños. El filtro de aceite se debe cambiar junto con el aceite, a los 10 mil kilómetros más o menos.

Filtro de aire

Es una de las piezas que más desgaste sufre durante el invierno, por lo que es recomendable cambiar esta pieza de cara a primavera para evitar que se obstruya, ya que un filtro dañado da como resultado un aumento considerable del consumo de combustible y eleva el riesgo de fallo del motor. Lo aconsejable es sustituir el filtro de aire cada 20 mil kilómetros.

Filtro de combustible

El filtro de combustible es un repuesto igual de importante. Su tamaño es pequeño pero su influencia sobre el vehículo es enorme y, aunque por regla general puedes montarlo y desmontarlo fácilmente con tus propias manos, es necesario disponer de las herramientas adecuadas y unos conocimientos básicos.

Los síntomas básicos de un filtro de combustible sucio son un aumento de consumo de combustible, el motor se detiene frecuentemente, hay dificultad para arrancar o el motor no arranca y se producen ruidos extraños. Además, si no se cambia el filtro en el momento adecuado, el combustible se mezclará inadecuadamente, lo que producirá la pérdida de potencia del coche.

Sistema de frenado

Los frenos son una parte básica que tiene que estar perfecta antes de realizar un viaje.

Los frenos son importantísimos en cualquier época del año y su mal funcionamiento debería solucionarse lo antes posible para garantizar tanto nuestra propia seguridad como la del resto de la vía. Si quieres saber cuándo deberías cambiar los frenos, solo tienes que prestar atención a síntomas como un cambio en la distancia de frenado o sonidos anormales durante la frenada, aunque los modelos más modernos incluso te informan en el panel de instrumentación. Adicionalmente, es aconsejable que cada vez que cambiemos las pastillas, revisemos también el desgaste de los discos (si el disco disminuye su grosor mínimo predeterminado, es momento de cambiarlo).

De esta manera, el mantenimiento periódico de estos sistemas y la sustitución de las piezas deterioradas a tiempo puede evitar que se produzcan futuros accidentes.

Limpiaparabrisas

Los limpiaparabrisas son el típico elemento que siempre está a la vista pero, cuando toca hacer revisiones, se quedan los últimos de la fila. Pensemos que la temporada de invierno tiene un tremendo impacto sobre su estado, pues las grietas en las gomas aparecen por la influencia de las bajas temperaturas, el viento y la nieve, lo que hace necesaria su revisión y posible reemplazo de cara a las frecuentes lluvias de la primavera.

Sistema de aire acondicionado

Otro punto importante de cara a la temporada de verano es el estado del aire acondicionado. Si el aire acondicionado en el habitáculo no es capaz de rebajar en 10 grados la temperatura exterior, algo no está funcionando correctamente. Los filtros de este se encargan de limpiar el aire que respiramos en el habitáculo, así que lo más recomendable es sustituirlos cada seis meses, a ser posible haciendo coincidir su sustitución con el inicio de la primavera para evitar alergias. De esta forma, cuando llegue el verano el aire acondicionado funcionará de forma óptima y habremos evitado tanto los alérgenos como las bacterias que se hubieran acumulado durante el invierno.

Líquidos al nivel adecuado

La primavera es época de hacer viajes, hacer una salida de fin de semana… Cuando vas a realizar un viaje largo donde el coche va a sufrir altas temperaturas, lo mejor es echarle un ojo al líquido refrigerante.

El líquido refrigerante ayuda a mantener durante todo el año el motor a una temperatura óptima.

No sólo hay que revisarlo antes de salir de viaje, también si al circular el piloto de aviso se enciende o simplemente no has prestado atención al nivel del líquido en un tiempo, lo ideal es abrir el capó del coche y comprobarlo.

Comprobar la cantidad es muy fácil, ya que estos depósitos son transparentes e indican el nivel adecuado según el fabricante.

Para añadir un poco de líquido refrigerante es conveniente echarlo cuando el coche se encuentra frío y situado sobre una superficie llana.

El mantenimiento en este caso no será muy complejo. Es recomendable revisar el estado del líquido refrigerante con frecuencia y recordar que el buen funcionamiento del motor de nuestro coche depende de su refrigeración.

Luces: Mantenlas a raya.

Las luces de nuestro coche son la clave para ver y ser visto. Es verdad que en primavera los días son más largos, pero debes estar preparado por si las condiciones climatológicas cambian rápidamente.

Para un buen mantenimiento verifica que todas las luces de tu coche funcionan correctamente, las de freno, las de posición, las de cruce, las largas y las antiniebla.

Es importante comprobar la altura y la regulación de las luces para evitar deslumbrar a otros turismos.

Además, es recomendable cambiar las lámparas del coche por parejas para garantizar un funcionamiento óptimo de las mismas.

Con los neumáticos, no se juega.

Los cambios bruscos de temperatura pueden afectar a la presión de los neumáticos. Después del invierno, la presión de los neumáticos puede verse afectada por las bajas temperaturas. Revísa las presiones.

Algunos fabricantes recomiendan que durante la primavera, se realice una rápida revisión de la presión cada 15 días y siempre antes de realizar un viaje por carretera con las plazas ocupadas o grandes cargas.

Para conocer la presión que debe llevar el coche, lo mejor es seguir las instrucciones del fabricante. Así como que no haya daños en las gomas y que la profundidad del dibujo tenga como mínimo 1,66mm.

Si al comprobarla, la presión es inferior, los neumáticos pueden haber sufrido un pequeño desgaste, el cual puede producir aquaplaning si circulas mientras llueve.

Si por el contrario la presión es superior, los neumáticos se desgastan más rápidamente por la parte del centro de la banda pudiendo reventar ante cualquier incidencia en el asfalto o un golpe brusco.

Otros

Un elemento al que no le damos mucha importancia, es la amortiguación, Esta asegura que los neumáticos no se despeguen de la carretera y mantienen firme la dirección. Los frenos por su parte permiten que tu coche se detenga con eficacia, por lo que estos dos sistemas son de vital importancia para una conducción segura. En nuestro taller podrás realizar una revisión completa que incluya la comprobación del líquido de frenos que deberá permanecer al nivel marcado por el fabricante.

La batería del coche sufre mucho en invierno, las bajas temperaturas la deterioran más rápido, sobre todo si el vehículo pasa las noches a la intemperie. Si notas que cada vez tarda más en encenderse desde que arrancas el coche o si claramente ves que la señal de batería se ilumina en el panel de instrumentos, es hora de cambiarla.

Con tu seguridad, y la de los tuyos, no escatimes. Hazlo ahora, y evita gastos mayores.

Llama y concerta una hora para la revisión por nuestros mecánicos.

Los coches viejos no son tan peligrosos si tienen un buen mantenimiento

Los coches viejos no son tan peligrosos si tienen un buen mantenimiento

Te sentirás identificado con lo que vas a leer a continuación, y si no eres tú , seguro que conoces a alguien  en tu círculo más cercano tanto familiar como social.

Pensemos en una persona X. No importan sus características, ni su sexo, ni a quién vota, ni su altura o peso. Tiene un coche que usa para desplazarse de un lado a otro, un simple medio de transporte que ya no está nuevo ni hay garantías que vigilar. La persona  X no sabe nada de mecánica. Tampoco destaca como buen conductor, sino que trata de cumplir con las normas y no se mete en líos con la Guardia Civil. (más…)

Revisa el vehículo después de las vacaciones

Revisa el vehículo después de las vacaciones

Se acabó el verano para algunos y con él las ansiadas vacaciones. Toca revisar los vehículos después de “hacerlos sufrir”, y ponerlos a punto para la rutina diaria después de las vacaciones.

Antes de un viaje largo, o en salida de las vacaciones, es muy importante realizar una revisión integral al vehículo, pero también lo es realizarlo a la vuelta.

El calor y la falta de mantenimiento o un mantenimiento inadecuado, junto al esfuerzo al que se somete al vehículo en las vacaciones, provocan un aumento de averías, por lo que, una revisión de los elementos básicos como líquidos, neumáticos y batería son necesarios para mejorar el rendimiento y la seguridad del vehículo en fechas posteriores, y harán ahorrar dinero.

Mantenimiento básico después del verano

Lo primero que hay que hacer es “vaciar” el coche., Llevamos el maletero hasta arriba durante las vacaciones, con cosas que en nuestro regreso no vamos a necesitar. El peso es un factor que afecta al consumo del coche, por lo que tienes que llevar lo imprescindible y necesario en caso de emergencia.

Lo segundo para el cuidado del coche es una limpieza a fondo. Haz hincapié en los bajos y en el interior, donde la arena y el polvo se cuelan muy fácilmente. Si el coche ha estado muy cubierto de polvo por rodar por campo, o caminos sin asfaltar, una limpieza del es una buena manera de alargar la vida de las juntas, manguitos y conexiones de cables. Y no es nada caro.

En caso de haber ido a la playa, se recomienda nada más regresar, hacer una limpieza completa del coche. La arena o incluso el agua salada del mar pueden llegar a perjudicar algunas piezas, por lo que eliminarla ayudará a que estas partes se conserven durante más tiempo. Un lavado a presión te ayudará a dejar tu coche en las mejores condiciones después de vacaciones y eliminar toda la sal y arena que pueda afectar también a sistemas como el de frenado, o dirección.

No olvides también aspirar todo el interior, e incluso usar un limpiador de tapicerías, si hay alguna mancha que las vacaciones hayan dejado ahí, cuanto más tiempo tardes en limpiar esas manchas, más difícil será eliminarlas.

 

¿Qué revisar?

  • Carrocería:
  • Nivel de líquido
  • Neumáticos
  • Frenos
  • Limpiaparabrisas
  • Kilometraje
  • Amortiguadores

Después de todos los kilómetros recorridos este verano, es posible que ya estés cerca de tu próxima revisión periódica.

Consulta el libro de mantenimiento de tu coche o la tarjetita que indica los kilómetros a los que debes cambiar el aceite y filtros.

Es posible que hayas llegado a los kilómetros que marca el fabricante para la sustitución del kit de distribución que suele variar según el fabricante.

“Las revisiones obligatorias de nuestro vehículo deben hacerse de manera periódica, no solo antes de un viaje largo. Por este motivo, es tan importante hacer un control de los elementos principales del coche también a la vuelta de las vacaciones.”

En Motor Garage Racing, realizamos por muy poco precio, la revisión de tu vehículo después de las vacaciones, haciendo que la vuelta a la rutina, sea más llevadera. Tu vehículo lo agradecerá y tu bolsillo también.

 

 

Recuerda que, despues de las vacaciones de verano, deberás ir preparando el vehículo para el invierno. Aqui, te damos una serie de consejos para que los sigas.

¿Revisión oficial en taller mecánico de la marca, o en taller mecánico de barrio?

¿Revisión oficial en taller mecánico de la marca, o en taller mecánico de barrio?

En caso que no sepas cuanto cuesta pasar la revisión del vehículo o donde pasarla, has llegado al sitio correcto.

Que no te anden liando en otras páginas con información incompleta o complicada de entender.

En Motor Garage Racing, tenemos una solución adecuada a tus necesidades, al mejor precio de la zona.

Con nosotros podrás pasar la revisión oficial de la casa, manteniendo la garantía y con la misma profesionalidad, así como los mantenimientos programados de la marca.

Motor Garage Racing, es capaz de ofrecer una revisión acorde a las especificaciones del libro de mantenimiento del fabricante, garantizada para casi todas las marcas y modelos. Tambien ofrecemos soluciones de mantenimiento programado para todas las marcas y modelos.

“Para un funcionamiento óptimo de tu vehículo, la revisión oficial se efectúa conforme a las especificaciones del Libro de mantenimiento de tu coche, conservando la Garantía Oficial de la Marca.

Consejos para no ser “timado” en el taller mecánico

” Lo primero que hay que hacer, para evitar problemas futuros, es solicitar un presupuesto por escrito, sellado y firmado, y no cerrar nada de “palabra”: sin un documento que lo acredite, no podrá reclamar ante el órgano competente”.- nos dice una abogada de CEA.

Desde la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) recomiendan acudir a talleres donde faciliten presupuestos gratuitos ya que, si considera que le sale caro sólo tiene que llevar el coche a otro taller y no le cobrarán ni un euro por el tiempo invertido en localizar la avería.

  1. Elija el taller adecuado

Por Ley, todos los talleres mecánicos deben tener una placa en el exterior en la que aparece su número de registro legal y un símbolo que indica su especialidad: un martillo, una pistola de pintar, una flecha quebrada, una llave inglesa…

Si el taller no ofrece la especialidad que necesita, pero acepta realizarle la reparación, se arriesga a que la haga mal e, incluso, a que pueda provocar más averías.

  1. Ojo a los precios

Los talleres siempre deben tener a la vista lo que cobran por mano de obra en lugar visible a todos los usuarios. Los precios se sitúan entre 30 euros/hora y los 80 euros/hora.

También debe estar a la vista el horario del taller y un cartel con los derechos del cliente, la posibilidad de presentar una hoja de reclamación en caso necesario, y una tabla con el precio de otros servicios, por ejemplo, cuanto le cobrarán cada día de más que deje el coche en el taller, una vez reparado.

  1. ¿Taller oficial o independiente?

Desde 2010, la UE permite pasar la revisión “oficial” del vehículo, tanto en los talleres oficiales de la marca como independientes (redes de talleres o talleres de barrio). Eso sí, para ello, “el taller debe ofrecer unos estándares de calidad similares a los que exige a sus servicios oficiales” y, cada vez que pase la revisión, firmarle la garantía, especificando los servicios realizados, para demostrar que han seguido el plan de mantenimiento.

Ojo:

Hay marcas que obligan a sus clientes pasar siempre las revisiones en los talleres de la marca mientras dure la garantía, y por eso exige usar sus talleres oficiales durante la misma.

  1. Cuando deje el coche…

Al dejar el vehículo en el taller, deberán firmarse por duplicado, un documento llamado “resguardo de depósito” una copia para el taller y otra para el cliente. En ese documento queda constancia de que deja el vehículo para elaborar un presupuesto, especificando sobre todo si existen desperfectos visuales…

Nunca pierdas ese ‘resguardo de depósito‘. Si roban el coche mientras está en el taller, deberá presentarlo para exigir que el taller le abone su precio de mercado. Además, haga que figuren en el mismo los kilómetros con los que deja el vehículo y mas o menos la cantidad de combustible evitando con ello que el personal del establecimiento lo usen sin el consentimiento del propietario, excepto para realizar pruebas necesarias. Es aconsejable guardar una fotocopia del resguardo, porque tendrá que entregar el original al recoger el vehículo y en él se indica la razón por la que lo llevó al taller. En caso de que el problema persista le permitirá reclamar, por no haberse solucionado

  1. Pida siempre un presupuesto

Exija un presupuesto antes de efectuar una reparación, por escrito, en el que debe figurar de forma detallada el coste de piezas, mano de obra… Así, en caso de detectar otras averías o piezas rotas, el taller no podrá cambiarlas sin su consentimiento. Desde que detecta otras averias tiene, por Ley, un plazo de 48 horas para comunicárselo. Recuerde que si le realizan un presupuesto y no quiere dejar el vehículo en ese taller, , deberá pagar el tiempo que hayan invertido los mecánicos en detectar la avería, así que lo recomendable es acudir a talleres que no le cobren por la realización del presupuesto.

Si en el resguardo de depósito aparece una nota en letra pequeña, en la que consta que “renuncias al presupuesto previo”, NUNCA lo firmes; si lo haces, permitirás al taller cambiar piezas sin tu consentimiento y podrías pegarte un buen ‘susto’ cuando te digan el precio final del trabajo que tienes que abonar.

  1. Ojo a la marca de las piezas

Los talleres están obligados a usar piezas homologadas. Por ello, presta atención a que las que colocan al coche. Llevan visible la marca de su fabricante, con las siglas ECE para homologaciones europeas, seguidas de un código con números y letras. Si la pieza no está visible, puedes comprobar su marca, pidiendo la factura de compra.

  1. Que no pongan piezas de segundamano o de desgüace

La Ley sólo lo permite cuando el taller se responsabiliza por escrito de que están en buen estado y únicamente en caso de urgencia justificada, por no existir piezas nuevas ,(por ejemplo, si el coche se dejó de fabricar hace muchos años, si el usuario lo pide para abaratar el coste de la reparación…), aunque por Ley, y por cuestiones de seguridad, nunca deben afectar a los sistemas de frenado, suspensión y dirección del vehículo.

  1. Si su coche está en el taller mucha semanas porque no dispone de la pieza necesaria..

Por Ley, el plazo para suministrar un recambio de un vehículo fabricado en España es de 15 días y de 30 para los modelos de importación. En algunos casos puede superarse ese plazo, por causas justificadas.

Si su coche queda inmovilizado más tiempo , exije que faciliten uno de sustitución y reclama, al taller o al fabricante de la pieza, los gastos que ocasione no tenerlo reparado en un plazo normal de tiempo.

  1. Si el coche se “rompe” a las pocas semanas de pasar por el taller…

Todas las reparaciones tienen una garantía de 90 días o 2.000 km recorridos (en el caso de vehículos industriales 15 días o 2.000 km).

Ojo.

Perderá la garantía si el sistema ha sido manipulado después de salir del taller, por usted o cualquier “mecánico” amigo. Además, recuerde que si sufre una avería, la garantía sólo cubrirá el arreglo del sistema reparado.

  1. Cuidado a la hora de pagar la reparación

Todos los talleres están obligados a entregar una factura escrita, firmada y sellada, con el desglose de la reparación (mano de obra, piezas, horas de trabajo…). Además, al dorso de la factura debe figurar la garantía de la reparación.

Mucho ojo con si, por un defecto de fabricación, le arreglan su coche en garantía, exija la factura del taller, aunque sea a coste cero. Le permitirá reclamar en caso de que el problema persista.

Si considera que el precio es abusivo o han hecho mal una reparación, deje constancia de ello explicando su caso en la hoja de reclamación del taller. Además, envíe una copia a Consumo de su ayuntamiento o Comunidad, en el plazo máximo de dos meses; sus responsables estudiarán si se han infringido sus derechos, sancionando al taller, que deberá solucionar su problema.

Recuerda:

Motor Garage Racing. Mecánicos, amigos de tu vehículo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Llama ahora